El Caminito del Rey, Málaga

El Caminito del Rey desde la provincia de Málaga, Andalucía, España.

Garganta de piedra con un paso que la cruza y el cielo azul y el agua verde de fondo.
Paso suspendido en la Garganta del Chorro



Tras dejar el coche en una zona habilitada como aparcamiento seguimos una indicaciones que anuncian su ubicación y que nos introducen a través de un túnel excavado en la roca el que ya nos da señales de hacia donde nos dirigimos.


A su salida el camino continua con un agradable entorno de bosque y pinos, aunque este no es el único túnel que nos encontramos.


En este otro también conseguimos ver luz al final del túnel y salir por el otro extremo.


Un poco más adelante tras el agradable senderismo llegamos a la entrada del recorrido de la visita al Caminito del Rey, en el que a su comienzo nos da la bienvenida unas estructura parte de las instalaciones de producción y distribución eléctrica de esta zona.


El Caminito del Rey es un paso construido entre las paredes del desfiladero de los Gaitanes que se extiende a través de los términos municipales de las pueblos de Ardales, Alora y Antequera.


Es una pasarela peatonal de unos 3 kilómetros además de unos 5 kilómetros de senderos de acceso que discurre adosado a las paredes verticales de roca con 1.5 metros de ancho llegando a alcanzar una altura de 105 metros sobre el rio.


Este recorrido es fruto de la rehabilitación de un recorrido anterior llevada a cabo entre 2014 y 2015 reabriendo como recorrido turístico.


El recorrido original fue creado por la sociedad hidrográfica del Chorro para facilitar el paso de las persones hacia unas instalaciones que allí se emplazaron.


En 1921 el rey Alfonso XIII presidio la inauguración de las instalaciones por lo que tubo que cruzar por el caminito, pasando a llamarse desde entonces el caminito del Rey.


A través de su interesante recorrido en el que mirar hacia abajo es un reto, vamos visitando distintos lugares, unos que nos llegan caso a producir claustrofobia embutidos en la roca y otros de una inmensidad sobre acogedora y de una magnífica belleza natural geológica, con gigantescos valles de piedra y formaciones de piedra que recuerdan a paisajes del jurásico atravesado por un rio.


En su trayecto destaca la propia serpenteante pasarela colocada en un lugar imposible, que además podemos comparar con la antigua pasarela ya que transcurren paralelas casi en todo el recorrido.

Paredes verticales de piedra en un desfiladero con un camino adosado que lo recorre
El Caminito del Rey por el desfiladero de los Gaitanes



Más adelante nuestra posición en el desfiladero nos deja apreciar el corte perfecto que ha erosionado el rio en la roca, creando paredes verticales y un cañón con el ancho del mismo.


En otro punto una curiosa plataforma de cristal pone a prueba nuestro vértigo y nos hace experimentar la sensación de flotar sobre el abismo.


Nos se porque no pude evitar probar su resistencia y golpearlo un poco con el pie quizás fuera por la atracción que se siente al vacío aunque mi compañero no estaba muy convencido.


Como no podía ser de otra forma este lugar es el pretexto perfecto para hacerse unas fotitos.


Continuando nuestro camino y fijándonos en los detalles apreciamos un magnífico fósil marino evidencia de que este gran desfiladero un día estuvo bajo el mar.


Por esta zona el camino se vuelve realmente exótico e interesante haciéndote sentir una hormiga en el inmenso paisaje de roca con el camino levitando y serpenteando sobre sus paredes verticales de roca.

Paredes verticales de piedra de un desfiladero
Pared vertical de piedra en el Caminito del Rey



Hasta que por fin llegamos al plato fuerte, el paso suspendido sobre el abismo en un garganta casi perfecta de piedra.


Todo esta zona con las estructuras que cruzan la garganta es impresionante y te hacen sentir que estas en un sitio maravilloso y único. Cruzar este puente inestable que vibra a tu paso y con las ráfagas de viento, detenerte en el centro y mirar hacia abajo y disfrutar de la libertad de volar en un espacio natural tan increible es toda una experiencia placentera e inolvidable.


De camino a la salida también pasamos por una antigua vía férrea de montaña que atraviesa un túnel y un pintoresco puente de piedra en medio del campo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario